Novela telúrica

  • Fecha de creación: 05-Nov-2007
Acepciones en las historias y materiales afines
Eduardo Pachón Padilla en el espacio dedicado a la novela en la Enciclopedia de Colombia, expone como a través del tiempo el hombre hispanoamericano ha sido relacionado con el elemento telúrico. Según el autor, Europa ha simbolizado la historia, lo humano, mientras que América ha representado la geografía, lo territorial. No obstante, este predominio de la tierra dentro de la tipología hispanoamericana no implica una carencia espiritual, ni una falta de interés por nuestro devenir histórico y humano.

Según Pachón Padilla, la novela en Hispanoamérica reflejaba la expresión de su propia realidad, sin embargo, la mayoría daba más importancia a su propia esfera geográfica, prestando poca atención a lo humano universal. Así, “los caracteres y conflagraciones que en ella se planteaban se hallaban subyugados en mucho al factor telúrico y social de su medio circundante” (p.217). Esto, según Pachón Padilla, podría deberse al proceso de adaptación del hombre a las diversas condiciones que lo rodeaban, condiciones como “(…) los irresistibles elementos de la naturaleza indomada, que poco a poco iban modelando su temperamento y sus hábitos, acaso porque la extensión ilimitada ejercía una especie de imperativo categórico sobre su existencia.” (p. 217).

Por otra parte, Antonio Curcio Altamar en su obra Evolución de la novela en Colombia, centra el apartado dedicado a la novela terrígena en el estudio de La vorágine, novela del colombiano José Eustasio Rivera. Según el autor, ésta se presenta como la primera novela propiamente americana después de años de imitación y reproducción de las formas novelísticas europeas. Para Curcio Altamar, el nuevo aporte de esta novela consistió en la presentación artística de “(…) la agresividad maligna y misteriosa de la selva tropical que casi como factor humano penetraba también en la tragedia del hombre contra el hombre.” (p. 205). De esta manera, la preocupación por temas propios del modernismo y hasta del mismo romanticismo quedó atrás dando cabida a “(…) lo orgiástico-demoníaco de las regiones inextricables y sin poetizar, de Colombia” (p.205).

En La Vorágine, arquetipo de la novela telúrica, se manifiesta el equilibrio entre la tierra y el elemento subjetivo, la pasión de la selva se combina con la vivencia humana, estando ambos factores enlazados en una misma línea vital. En este sentido, Curcio Altamar afirma que los hombres en esta novela aparecen “(…) como pedazos trágicos de la jungla, y como desprendidos de ella por un solo punto: el inútil afán intelectual de pensar el hombre la selva como ser aparte. Y es éste el plano donde se riñe la batalla real y novelesca, que la tierra gana.” (p.208).

Autores y obras relacionados
José Eustasio Rivera La Vorágine (1924)

César Uribe Piedrahita Toá (1933)

Bernardo Arias Trujillo Risaralda (1935)

Guillermo Edmundo Chaves Chambú (1946)

Arnoldo Palacio Las Estrellas son negras (1949)

José Hernández Obando El río y la selva (1971)

Manuel González Martínez Llanura, soledad y viento (1965)

Eduardo Zalamea Borda Cuatro años a bordo de mí mismo (1934)

Definiciones de los diccionarios especializados
Clase de novela surgida en Hispanoamérica centrada en la consideración de la naturaleza americana y en la compleja relación que se presenta entre ella y el ser humano. Podría situarse entre 1920 y 1940, siendo su origen generalmente referido a la aparición de la novela de J. E. Rivera, La vorágine (1924), o antes que ésta, a los relatos de Horacio Quiroga. En estas novelas, la naturaleza suele establecerse como protagonista-símbolo; en cuanto al estilo, la novela telúrica ha sido enmarcada dentro de la corriente modernista, no obstante, es posible observar en el ambiente algunos elementos costumbristas. De igual manera, el positivismo se erige como uno de sus elementos fundamentales, razón por la cual, la raza, el medio geográfico y la época, son analizados como factores determinantes. (Cf. Reyzábal, p.94)
Fuentes Consultadas
Curcio Altamar, Antonio. (1957). Evolución de la novela en Colombia. Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, XXVIII y 343 p.

Núñez Segura, José A. SJ, (1964) Literatura colombiana. (Sinopsis y comentarios de autores representativos). Séptima edición. Medellín: Editorial Bedout, XII, 776.

Romero Mario Germán y Alberto Miramón. (1977) Enciclopedia de Colombia. Nueva Granada: San Sebastián, 2 tomos.

Reyzábal, María Victoria. (1998) Diccionario de términos literarios, II. (O-Z). Madrid: Acento Editorial, 93P

Mención de responsabilidad
Análisis y sistematización de información: María Victoria Echeverri García.

Proyecto: "Historia de la novela en Colombia: una perspectiva conceptual". Universidad de Antioquia. Semillero en investigación literaria (2008-2010).

Nota de alcance
La novela telúrica también es llamada novela terrígena, novela de la tierra, novela de la selva, o novela tropical.
Novela telúrica